top of page

M A Y D A Y , M A Y D A Y



Es 31 de mayo día internacional del Tripulante de Cabina de Pasajeros o mejor conocidos en México como Sobrecargos de Aviación, sin embargo hoy no tengo ganas de celebrar ni de que me feliciten por ello. No veo motivo para engrandecer esta profesión si no estoy siendo sincera con ustedes, no me siento especialmente motivada para publicarles una foto en uniforme y hablar desde el privilegio.


Hoy te hablo a ti que tu sueño es volar, a ti que ya estudiaste y entiendes un poco de lo que va, a ti que llevas unos cuantos años volando para una aerolínea, a ti que has dejado tu país por buscar mejores oportunidades laborales, a ti que llevas toda tu vida en una misma empresa, a ti que te quedaste sin trabajo por la quiebra de tu compañía, a ti que no has logrado entrar a volar, a ti que perteneciendo a un sindicato dejaste que nos arrebataran todo, a ti que siendo sobrecargo no has hecho nada por el cambio, a ti que crees que dejar que otros decidan por ti sea lo mejor.


Esta vez te pido que solo escuches, que abras tu mente y te dejes llevar, que fluyas, por lo que tanto miedo nos da: el cambio.

A casi cien años de que Ellen Church propusiera uno de los trabajos más nobles, desafiantes, apasionantes y llenadores, después de haber recibido un no como respuesta a su intento de ser piloto aviador. Gracias a ella hoy podemos celebrar y conmemorar todos los avances que hemos tenido a lo largo de los años en el medio aeronáutico, al igual que reconocer a todos esos tripulantes que lograron comenzar con el cambio y su efecto mariposa que nos lleva hasta esta tarde.


No me mal interpretes, ser sobrecargo ha sido el mejor plot twist de mi vida. Siempre he buscado la excelencia y el éxito por medio de mi toma de desiciones, que en la aviación ha significado buscar en todo momento mejores oportunidades laborales. Sin embargo, hoy estoy fallando al quedarme cruzada de brazos mientras permito la resistencia a la elección del bien común. No puedo fallarle a lo mejor que me ha pasado, a lo que me ha salvado y ha dado tanto sentido a mi vida.


Nos sembraron miedo, nos crecieron alas.

Una de las preguntas frecuentes que más me realizan es la curiosidad de saber qué tan bien se gana en esta profesión, y para los que se conformen con la respuesta más mediocre del medio "si lo haces por dinero, no es para ti", entonces este argumento no esta escrito para ti. Este trabajo es uno de los mejores remunerados si consideramos el nivel educativo que se pide para ingresar a este. Ser tripulante te da la flexibilidad de una vida que pocos pueden llevar, te permite viajar, conocer y explorar todos los continentes, todas las culturas. Además de darte la más alta calidad humana para ejercer un precioso servicio al cliente, te amplia el panorama y te da el mejor sentido de pertenencia.


Ser embajador de marca de una aerolínea y poder representarla fuera de su país, es el sentimiento más llenador que he experimentado. Poder brindar atención médica, siguiendo los más altos estándares, ha abierto mi propósito de vida. Que un pasajero o mis compañeros de trabajo noten y aplaudan mi manera de ejercer mis labores, siempre con profesionalismo y pro cliente, me motiva a seguir divulgando y representando lo bien que me ha hecho convertirme en tripulante.


Así como todo en esta vida, la aviación también es dualidad. Mientras más beneficio tengas, mayores serán los sacrificios que debas dar para ejercerla. A pesar de que todos los sacrificios se debieran ver reflejados en tu estado de cuenta, al día de hoy eso no pasa en la aviación en México.


They should never have given us uniforms if they didn't want us to be an army.

-The handmaid's tale, 2019.


Por ello, hoy me siento estancada, me siento frustrada y desmotivada. Hoy no me siento unida a mi gremio, hoy me duele la aviación y me desespera ver como aun siendo parte de la fuerza laboral existe un miedo por exigir lo que realmente merecemos. Si bien la PEA se considera de 15 a 64 años, volando se delimita a 18 a +64 años, lo cual significa que la verdadera fuerza radica en los empleados dentro de sus 18 a 45 años, estos son los agentes de cambio que hoy convoco a comenzar con:


MAYDAY, MAYDAY

Sí, tú. Llego el momento, nuestro momento. Por fin llego el día donde tenemos que comenzar la unión, y no solamente sindical o a nivel empresa, sino a nivel país. Somos mexicanos que merecemos lo mejor porque damos siempre lo mejor, para ello exigimos condiciones optimas para el bienestar de nuestra salud física y mental, además de remuneración económica acorde a nuestras labores porque a trabajos iguales, salarios iguales.


También les hablo a ustedes aerolíneas que les damos la oportunidad, pueden generar el cambio para que garanticen un empleo digno a su talento contratado. Es el momento de dignificar la profesión y dejar mejores condiciones laborales para las futuras generaciones. Como embajadores de marca, el reconocimiento patronal marca un diferenciador sumamente positivo al momento de ejercer las funciones designadas.


Hoy comienza MAYDAY, hoy te invito a ser parte de ello. Formemos el movimiento aeronáutico más revolucionario jamás antes pensado. Sin pasajeros, no hay trabajo, sin trabajo no hay empleados, sin empleados no hay sindicato ni aerolinea. Somos la fuerza que representa el éxito de una empresa y/o un sindicato, sin nosotros no son nada, no tienen razón de ser.


Y recuerda,


Nolite te Bastardes Carborundorum, bitches.




506 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page